viernes, 14 de octubre de 2016

LVI Gran Premio Ciclista San Saturio

La decana, como conocen en Soria a una de las pruebas deportivas más longevas de la provincia.
Una fecha para mi especial por la ilusión de correr en Soria y por los recuerdos que me trae de aquellos años cuando era un mero espectador y cuando correrla era para mi algo inalcanzable.
Llegada esta fecha es donde compruebo que con sacrificio y esfuerzo, es posible alcanzar algunos sueños. Y este año si cabe agrandándolo un poquito, ya que a pesar de que el pódium de la categoría provincial estaba muy caro (récord de participación soriana con 9 corredores), conseguí subirme al 2º peldaño del cajón por detrás de un ciclista de categoría como el olvegueño Iván De Miguel.

La carrera como siempre dividida en dos mangas (puntuación y eliminación) ambas dominadas y ganadas por el riojano Iñígo Ojeda, compañero de grupeta en Soria y que estuvo un par de puntos por encima del resto, dando una exhibición tremenda.

Personalmente la primera manga fue bastante nefasta, puesto que a pesar de arrancar bien colocado, perdí posiciones en la primera curva tras un frenazo, y tras arrancar bloqueado me costó muchísimo intentar progresar, quedándome fuera de cualquier opción de puntuación y quedándome descolgado en unas pocas vueltas.
La segunda manga salí mucho más mentalizado, confiando en que tenía piernas para hacerlo mucho mejor y así fue.
Arranqué en cabeza de pelotón y salvo Ojeda (que nuevamente se iba en solitario desde el principio) y algún otro que intentaba saltar del grupo para darle caza, me mantuve al frente en las primeras vueltas para evitar ser uno de los dos últimos en cada paso por meta y quedar eliminado. La idea aunque estuviese gastando algo más, era ir delante hasta que la fatiga me fuese mandando hacia atrás. Al paso por la vuelta 8ª tuve que hacer un esprint para zafarme de la eliminación, pues había salido mal de la curva de meta.
Después de esprintar pude aguantar el ritmo otras tres vueltas más, el dolor de piernas era insoportable, pero estaba cayendo mucha gente y yo seguía ahí, lo que me dio ese extra de motivación para evitar desconectar.
Las últimas tres vueltas fueron realmente agónicas, pude eliminar a otros 6 ciclistas, llegando hasta la vuelta nº 11 donde ya no podía más y conseguía ser el 16º clasificado.

Sin embargo el premio al esfuerzo había llegado en forma de pódium, había conseguido ser el 2º mejor soriano de la clasificación general. Un premio emocionante con todos los amigos, con familiares, mi novia... ¡todos ahí animando! Algo que no se olvida.

Buen broche para poner punto y final a esta temporada 2016 donde he seguido mejorando y disfrutando en este deporte tan duro pero tan increíble.

Pódium provincial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario