martes, 18 de agosto de 2015

La Perico 2015

15 de agosto y una nueva edición de la clásica prueba segoviana que como cada mes de agosto reúne a más de 2000 ciclistas. En esta ocasión eran 2200 los corredores inscritos.
Después del clásico "parón" del mes de julio donde hubo un par de semanas que a duras penas hice 2 horas de rodillo, llegaron las dos semanas anteriores a La Perico donde sí retomé con ganas la bici e hice buenos entrenos para llegar en una forma aceptable.

A las 7:15 de la mañana estaba ya en la salida bajo el Acueducto de Segovia, sobrado de tiempo después de no pegar ojo la noche previa. Mi objetivo era únicamente hacerlo lo mejor posible, al igual que hice el año pasado y después comparar 2014 y 2015, para ver si progreso adecuadamente.

La salida la hice bastante delante, manteniendo la posición hasta que se inició el puerto de Navacerrada. Aquí ya cada uno buscábamos nuestro ritmo regulando para no "pasarte" ante lo que quedaba por delante hasta meta. Una vez más atónito ante la velocidad que llevan los de cabeza, viendo como curva tras curva te van metiendo tiempo y tiempo... una vez coronado Navacerrada, hubo que abrocharse el chaleco y subirse los manguitos, pues el frío se notaba bastante.
Rápida bajada hasta Rascafría y puerto de la Morcuera, que subí con tranquilidad. Al paso por la cima de Morcuera detecté problemas con el medidor potencia, así que paré a calibrarlo y descenso vertiginoso hasta Miraflores donde comenzaba puerto de Canencia, la tercera ascensión.
Empecé a desesperarme al ver que el medidor seguía sin funcionar. Volví a detenerme pero nada era imposible. Acostumbrado a medir el esfuerzo con estos cacharros y más yo que todo lo mido... parece que te falta algo. Pero estaba ya cansado de perder tiempo y grupos por intentar arreglarlo así que lo desconecté y a guiarme por sensaciones.
El tramo llano hasta Lozoya fue desesperante, con viento de cara en un grupo de unos 10 ciclistas donde nadie tiraba. Intenté animar a la gente pero nada. Menos mal que pronto llegó la ascensión a Navafría puerto duro de 11,5km al 6% de media. Donde intenté recuperar tiempo, echando casi el resto aunque siempre guardando algo para los 40km finales de toboganes.
¡¡Desesperantes 40km!! Una vez más un grupo en el que tan solo 2-3 corredores pasábamos al relevo. Eramos 15 pero nadie quería o podía ayudar... Viento de cara, toboganes y poco ritmo. Acabamos cediendo un bonito tiempo en meta, donde de haber colaborado entre todos hubiésemos limado tranquilamente unos 5' al crono para bajar de esas 5horas. Tiempo final 5h 2' 58". Puesto 205.

En el descenso de La Morcuera.


En cuanto al mencionado objetivo de comprobar mi progreso, decir que contento. Bajé 5 minutos mi tiempo y en las ascensiones a los puertos mejoré mis registros de una manera importante tal y como muestro en la imagen de la comparación mediante GPS. Hasta 4' mejoré en la ascensión a Navafría. Y tan solo las paradas por la avería o la mala suerte con los grupos en los tramos llanos hicieron que no mejorase mi marca de forma más amplia.

Perfil de la prueba con la línea morada representando las mejoras-pérdidas de tiempo del 2015, respecto al 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario