domingo, 22 de febrero de 2015

1ª Carrera 2015, Tarazona: viento y miedo

Cerca de casa abríamos el calendario 2015, con una carrera en Tarazona con formato Challenge para las categorías Máster y Élite.
Cuatro Sport Navaleno nos desplazamos hasta la ciudad aragonesa con idea de sufrir pero de disfrutar mucho. Lo primero se cumplió, y lo segundo no tanto.
La sorpresa de la tarde fue encontrarme a mi novia y amigos que sin yo saber nada se presentaron allí para ver el evento...
A las 15:30 del sábado 21 de febrero daba comienzo la carrera, que se vería marcada por el fortísimo viento que azotaba la zona.
De salida me coloqué lo más delante que pude, pero todos pensaban igual por miedo a los abanicos y cedí bastante ante el nerviosismo. A duras penas logré mantenerme cerca de la mitad del pelotón de 200 corredores.
Sin embargo, hacia la mitad de la primera vuelta me di cuenta de que prácticamente me encontraba cerrando el grupo, ya que justo detrás de mí ya se había cortado la carrera y un segundo pelotón muy numeroso se encontraba ya sin opciones a poco de comenzar... Entre ellos pude ver a mis compañeros Javi y Manuel.
La primera vuelta se completó a 40 km/h de media, increíble pero cierto, con semejantes rachas de viento volábamos "literalmente" por las carreteras. En la segunda vuelta, el repecho de meta me hizo daño y pasé mi primer momento de crisis ya que nada más coronarlo no había tregua por el viento de costado, con lo que volvían los abanicos y volvía a descolgarse gente.
En la tercera vuelta la cosa se calmó un poco en parte por el desgaste y en parte por que se produjo la escapada del día en la "zona clave"después del repecho de meta.
Pero la calma no duraría nada ya que a los pocos kilómetros se produjo la primera caída importante, buena montonera que salvé bien, pero otro "acelerón" para coger la cola de lo que quedaba de grupo. La tensión iba dando paso al miedo.
Entrabamos en la última vuelta y donde siempre: después del repecho de meta, viento de costado y Zeberio del Bidasoa me avisó: ¡para delante que esto se vuelve a cortar! Con las "patas" ya castigadas intenté hacerle caso y progresar, pero el desgaste que producía el viento me hizo tener que resguardarme en la fila antes de lo que me hubiese gustado y... el que con fuego juega... pues pelotón cortado por delante de mí.
Remando contra corriente con Raúl Gallo de Bicis José Mari, y otros dos ciclistas, conseguí alcanzar la fila de coches y cuando estaba cerca de contactar... otra caída muy fea hizo que los coches parasen y claro... me quedé sólo de cara al viento y ya fue misión imposible.
Como anécdota queda que antes de completar el recorrido, los jueces me dijeron que estábamos a punto de quedar eliminados por el retraso acumulado con respecto a los que nos precedían y decidí dar media vuelta para Tarazona, aunque más tarde comprobé que a los dos cicilstas que me acompañaban les dejaron terminar dentro de control.
Tirón de orejas para mí por no luchar siempre hasta el final, aunque no tuviese opciones, pues al menos no hubiese aparecido en las clasificaciones como uno de tantos fuera de control...

Paso por meta en una de las vueltas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario